Deporte para todos

La actividad física es imprescindible para garantizar la salud de cualquier persona, pero sobre todo de aquellas que sufren vulnerabilidad o discapacidad.

Según publica OK Diario, el sedentarismo es una lacra que provoca en nuestro país un 13,4% de muertes al año o, lo que es lo mismo, la pérdida de más de 50.000 vidas. El diario añade que «un 73% de la población española es sedentaria y no cumple con las recomendaciones mínimas de actividad física de la Organización Mundial de la Salud (OMS)».

 

La organización FNEID ha observado que las empresas que incluyen un programa de actividad física reducen en un 63% el absentismo laboral. Este porcentaje se traduce en un ahorro de 2.500 millones de euros anuales por bajas por enfermedad. También existen evidencias científicas de que el sedentarismo extremo es un problema grave de salud. Según los datos que maneja el Consejo Superior de Deportes, una sociedad más activa supondría un ahorro de 5.000 millones en gasto sanitario en España.

 

Es por ello que la promoción del deporte debería ser una obligación para aquellas empresas que quieran una fuerza laboral sana, motivada y eficiente. Además, para las personas con discapacidad hacer ejercicio físico supone salir de casa, forzarse a utilizar medios de transporte, relacionarse con otras personas que padecen condiciones similares, sentirse útil dentro del grupo, normalizar la situación y tener objetivos, retos y motivaciones diarias.

 

Los consultores de ESADE Alumni Social en la Fundación Prevent, por la promoción del deporte

Este año una de las beneficiarias de las consultorías solidarias de ESADE Alumni es la Fundación Prevent, que promueve y contribuye a la inserción social y laboral de las personas con discapacidad, y que fomenta la cultura preventiva en la empresa para garantizar entornos laborales más seguros. Para esta finalidad, la fundación trabaja de forma coordinada: inclusión social y laboral de personas con discapacidad, prevención de riesgos laborales y fomento del deporte adaptado. Tal y como explica Gemma Lope, directora de Comunicación y Relaciones Externas de la Fundación Prevent: «Hace muchos años que trabajamos el deporte como una vía para conseguir la inclusión de personas con discapacidad, con diferentes programas, e incluso algunos de ellos con muchas ediciones a sus espaldas, pero no sabemos si estamos haciendo las cosas suficientemente bien o si estamos dando una respuesta satisfactoria a las necesidades de nuestros usuarios. ¿Qué es lo que realmente nos preocupa? Mejorar y crecer como fundación. Por este motivo contactamos con los consultores de ESADE Alumni Social, para que nos ayuden a consolidar nuestra oferta deportiva dentro del portafolio global de servicios de inclusión».

 

En el curso 2014-2015 Prevent ya recibió una consultoría solidaria que ayudó a la fundación a definir su visión, misión y valores. «El servicio de los consultores de Alumni es espectacular por sus perfiles variados, personas formadas que se juntan y ponen sus conocimientos y su tiempo a nuestra disposición. Es un nivel de consultoría que, si lo tuviéramos que contratar, no nos lo podríamos permitir», comenta. El equipo de consultores solidarios que trabaja con Prevent cuenta con una particularidad y es que todos ellos realizaron el programa AMP de ESADE el año pasado y pensaron que participar en ESADE Alumni Social era una forma de seguir estando en contacto y canalizar conjuntamente su responsabilidad y compromiso con la sociedad.

 

«El servicio de los consultores de Alumni es espectacular por sus perfiles variados, personas formadas que se juntan y ponen sus conocimientos y su tiempo a nuestra disposición. Es un nivel de consultoría que, si lo tuviéramos que contratar, no nos lo podríamos permitir»

 

Workshop participativo – Los talleres participativos como metodología

El pasado 22 de febrero, los consultores organizaron un taller con deportistas discapacitados, padres, colaboradores y otros usuarios para conocer sus expectativas, problemas y propuestas. El deporte tiene diferentes dimensiones: competitiva, recreativa, de espectáculo, generadora de salud o con una vertiente educativa, en función de los objetivos de las personas que lo practiquen.

 

En este caso, se trata claramente de una herramienta de inclusión social y prevención sanitaria, pero esto no significa que no se deba escuchar y atender las expectativas de los beneficiarios, tanto de los discapacitados como de las empresas empleadoras que lo promueven. La organización del workshop es un ejercicio de participación y cocreación entre las partes involucradas para lograr un resultado provechoso para todos. Para ello, los consultores potenciaron el pensamiento creativo de los participantes, que dieron lugar a ideas alineadas directamente con sus necesidades. Así esperan poder desarrollar estrategias más acertadas, además de fortalecer la relación entre la fundación y sus usuarios.

 

 

Marcelino Gil
Marcelino Gil (AMP 17)

Estoy aprendiendo mucho de mis compañeros.Tenemos a gente de alto nivel directivo que aporta capacidad de análisis y trabajo

 

«Estamos en la fase de análisis sobre qué es lo que quieren los deportistas. Es lo que en el mundo de la empresa llamaríamos "pregúntele usted al cliente". En esta fase de diseño, el equipo ha hablado con empresas que colaboran con Prevent y ha realizado 'benchmarking' del mercado. Está saliendo una propuesta que va a ayudar mucho a Prevent, con quien mantenemos una relación fluida y muy colaborativa», explica Marcelino.Estoy aprendiendo mucho de mis compañeros.Tenemos a gente de alto nivel directivo que aporta capacidad de análisis y trabajo

«Además, estoy aprendiendo mucho de mis compañeros.Tenemos a gente de alto nivel directivo que aporta capacidad de análisis y trabajo». Este no es, sin embargo, el primer voluntariado de Marcelino Gil, que colabora con algunas ONG desde 2008 y viaja todos los agostos a Burkina Faso. «Te ayuda a poner las cosas en perspectiva y a tener claros los valores, tanto a nivel profesional como personal, de forma que animaría a todo el mundo a que echara un cable», añade convencido. 

 

Carla Casals
Carla Casal

 

«Estoy muy agradecida a Prevent porque son personas que trabajan para personas desde el corazón, algo que se nota»

Carla Casals, nadadora paralímpica y usuaria de Prevent, explica que la fundación quiere innovar y mejorar en su área deportiva. «Sé cómo trabajan y, decidan lo que decidan, lo tirarán hacia delante. Espero que salgan ideas que sirvan para conseguir una inclusión real de las personas con discapacidad, desde la igualdad y no desde la separación, a través del deporte, que para mí es un gran vehículo de transformación social y personal».

 

Ella conoció, precisamente, la fundación a través de las becas deportivas hace 12 años y hace unos 3 entró en su programa Aprende y Emprende con un proyecto de emprendimiento propio, una empresa de 'coaching' con servicios de psicología. «Estoy muy agradecida a Prevent porque son personas que trabajan para personas desde el corazón, algo que se nota», concluye.